“Cuando bailas puedes disfrutar el lujo de ser tú mismo.”
Paulo Coelho

Hacer esta entrada nació de la película «Step up 3» que la estaban dando por TV, el joven protagonista hacia un cortometraje sobre los bailares del club y les preguntaba ¿por qué les gusta bailar?,  ¿por que decidieron realizar esta actividad como modo de vida?, ¿qué sienten al moverse al ritmo de la música?.

Bailar nos produce felicidad y bienestar

Desde que tengo uso de razón bailo, para mi el bailar me produce felicidad, me relaja y hace que olvide todas las cosas malas por las que este pasando. Sentir el roce de las notas musicales por tu piel, las letras de las canciones filtrándose en tu mente no tiene comparación.

Estudios científicos arrojan que la forma de bailar revela la personalidad de cada persona ( ¿qué personalidad se revela si bailo bachata?), de acuerdo al doctor Geoff Luck «la música provoca fuertes emociones  en la gente, y estas emociones se pueden expresar a través del movimiento del cuerpo».

Otro estudio revela que quienes bailan mejoran su estado de salud mental y disminuye los malestares físicos que padecen, ademas que las personas que participaron en el estudio se sentían mas felices. La autora del estudio, Ana Dubert señaló que la danza es un actividad a la que es fácil sumarse, además de que es una experiencia positiva para los participantes, por lo que recomienda asistir a clases de ballet, danza moderna o bailes tradicionales después del trabajo, la escuela o en el momento que sea posible.

Por otra parte, una investigación realizada por la Universidad de Londres encontró que bailar, provoca mayor felicidad que ir al gimnasio o salir a correr.

La neuropsicología nos explica que la musicalidad podría ser innata, y eso está demostrado en los análisis acústicos de las interacciones madre-niño. Cuando el niño nace, antes de que padres e hijo tengan comunicación verbal, hay un tipo de comunicación a través de los sentimientos y emociones que se transmiten; aunque no entienda aún el significado de las palabras ni de los gestos de sus padres, el niño tiene la capacidad innata para discriminar el ritmo y los contornos del tono de las palabras, es decir, la musicalidad.

Bailar nos produce felicidad

Lo cierto es que bailar nos produce felicidad, ya que con ella nos relajamos, divertimos, liberamos estrés acumulado y sobre todo somos nosotros mismos.

¿Qué esperas para bailar?

Deja de pensar que con eso estas haciendo el ridículo, suéltate, libérate, nadie nace sabiendo ya que TODOS debemos de pasar por el proceso de aprendizaje; Asì que no pierdas el tiempo pensando y lánzate a la pista que te esta esperando.

Categorías: Generales

4 commentarios

resi · enero 13, 2019 a las 10:17 am

Hola guapa, que curiosa esta entrada porque me ha hecho pensar en el baile y en mi, si me preguntas y quieres que te conteste al momento te dire que no me gusta nada bailar y que no bailo, pero luego si pienso mas profundamente, te puedo decir que tengo mis momentos de baile, o sea cuando ponen una cancion y me muevo ahi, pero dura nada, segundos, tambien me dan mas estos momentos cuando trabajo, porque trabajo en un centro con personas discapacitadas y ahi no tengo problema en marcarme unos pasos con ellas, igual todo es una cuestion de verguenza, de pensar que en determinadas circumstancias se me juzgara por bailar mal y ahi no me juzga nadie, sino todo lo contrario… uff, tendre que pensar en ello la verdad!

Luzmaria alam · enero 13, 2019 a las 12:49 pm

Que post más lindo, es verdad que el baile nos hace sentir emociones alegres, de gozo. No toda música me dan deseos pero al menos los ritmos de cumbia y otras mezclas similares me ponen a mover todo. Y9 antes bailaba más, sobre todo de niña, quizás cambie eso porque me pasé más al rock jaja aunque aún me muevo si el ritmo lo sugiere. Saludos

El Universo De Ana María · enero 13, 2019 a las 4:57 pm

Hola guapa! Lo primero de todo muy interesante el post. La verdad que esos estudios tienen razón, cuando uno baila y escuchar música el animo mejora y aunque sea en una pequeña fracción de tiempo te olvidas de los problemas que cada una tenga. Un Saludo!

Lourdes Fané · enero 14, 2019 a las 8:13 pm

Me encanta esta entrada!!!
Porque soy muy, muy bailonga. Me hubiera gustado ser bailarina, pero me di cuenta tarde y eso requiere empezar desde muy jovencita.
Eso sí, siempre he bailado y he ido a clases de baile. Cuando escucho música se me va el cuerpo y no lo puedo remediar. Hay días en que estoy un poco abatida y si estoy sola me pongo musica a tope y bailo. Me sube el ánimo a tope !!!
Gracias por compartir esta entrada.
Besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *